01
Abr
10

El precio de la gasolina y el cambio climático

Por Arturo Herrera

Hace unas semanas Gerardo Esquivel escribió un post muy interesante que planteaba la disyuntiva de política económica con respecto al precio de la gasolina: 1) dejar que el precio se fije en el mercado internacional (con el posible impacto negativo que su volatilidad puede tener en la inflación) o 2) tratar de mantenerlo estable a lo largo de la ruta que sigue el INPC como se ha hecho en México desde 1993.

En esta nota quisiera detenerme en un elemento diferente del mismo problema: el impacto del consumo de la gasolina en la contaminación y el cambio climático. En realidad estos temas están más relacionados de lo que parece, la forma en la que el precio de la gasolina se mantiene estable es a través de modificaciones al IEPS (Impuesto Especial de Producción y Servicio) de la gasolina. Cuando el precio de la gasolina a nivel internacional (y hay que recordar que México es un importador neto de gasolina) es inferior al mexicano el IEPS es positivo y cuando el precio es mayor el IEPS es negativo (en los hechos, un subsidio a la gasolina).

Lo curioso de este mecanismo es que el IEPS está pensado como un impuesto hacia aquellos bienes cuyo consumo genera una externalidad negativa, el tabaco, las bebidas alcohólicas y la gasolina, es decir la idea del IEPS es desincentivar el consumo de estos bienes; y sin embargo, por las razones expresadas por Gerardo en su post, en el caso de la gasolina en diversos periodos en lugar de desincentivar su consumo ¡se incentiva a través de un subsidio!

Habría que recordar que el subsidio a la gasolina no sólo hace que se consuma más de ella, si no que también incentiva la compra de vehículos más grandes y menos eficientes. Esto es particularmente importante a partir de la explosión en ventas de los llamados SUV.

La gráfica siguiente muestra como el boom de los SUV’s cambió la composición relativa en el mercado de vehículos de Estados Unidos; pero muestra también como la tendencia hacia mayores SUV’s se revirtió justo con el aumento del precio del petróleo en el 2004.

Gráfica 1

En el caso mexicano el subsidio a la gasolina ha mantenido una estructura sesgada hacia los vehículos de alto consumo, el cuadro siguiente muestra como entre el periodo 2002-2008 los vehículos compactos y subcompactos tuvieron tasas de crecimiento menores a las de los vehículos de lujo y los ligeros.

Tabla 1

¿Qué tan serio es esto para el problema del cambio climático? El último Reporte sobre Desarrollo Mundial del Banco Mundial está justo dedicado al tema del cambio climático; la siguiente figura, tomada de dicho reporte, ilustra de manera muy dramática el efecto de los SUV’s. Si en Estados Unidos las personas que tienen este tipo de vehículos los cambiaran por carros estándar el efecto en la reducción de emisiones sería equivalente a las emisiones que se generarían para  proveer de electricidad a 1,600 millones de habitantes, toda la población de Sudamérica, África y una parte de Asia, incluyendo la India.

Gráfica 2

Así pues, desde el punto de vista ambiental la decisión de utilizar el IEPS para suavizar el precio de la gasolina es sencillamente una mala política pública.

Mas allá de cómo conciliar objetivos de política pública disímbolos (estabilidad de precios, objetivos ambientales y objetivos tributarios) con un solo instrumento (el precio de la gasolina) es importante subrayar que si el IEPS de la gasolina (ligado a otros impuestos como la tenencia y el ISAN) fueran eficaces en desincentivar la compra y usos de vehículos particulares, tendría que fortalecerse una opción de transporte público, ésta podría ser financiada con los propios recursos de IEPS o la eliminación de su subsidio, en la página 10 de de sección de ingresos de la última Cuenta Pública del Gobierno Federal se reporta que el subsidio a la gasolina vía IEPS fue en 2008 de 223 mil millones de pesos, una cantidad interesante para un programa de infraestructura en transporte.

Arturo Herrera Gutiérrez, estudio el doctorado en la Universidad de Nueva York. Ha sido profesor de asignatura en El Colegio de México. Actualmente labora para Execution Finance en México.


3 Responses to “El precio de la gasolina y el cambio climático”


  1. 22 mayo, 2012 a las 03:11

    What’s up, just wanted to say, I enjoyed this blog post. It was helpful. Keep on posting!

  2. 2 definemydream.com
    5 noviembre, 2012 a las 19:24

    I blog quite often and I really thank you for your information.
    Your article has really peaked my interest. I will take a note of your site and keep
    checking for new information about once a week. I subscribed to your RSS feed
    as well.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: