13
May
10

CCTs y sus efectos en el largo plazo

Por Eva Arceo

A partir de la implementación de Progresa (ahora Oportunidades) en México y variantes de Bolsa Familia en Brasil durante la segunda mitad de los noventa, los programas de transferencias monetarias condicionadas (CCTs) se han convertido en la piedra angular de la política social de muchos países en Latinoamérica y el Caribe.  Los CCTs se encuentran diseñados para cumplir dos objetivos primordiales: (1) reducir la pobreza en el corto plazo a través de transferencias y (2) aumentar la inversión en capital humano de la generación más joven para romper con la transmisión intergeneracional de la pobreza.  El instrumento para promover dicha inversión fue el condicionamiento de la transferencia a inversiones en capital humano.  En su mayoría, los condicionamientos se refieren a la asistencia escolar de los menores y a chequeos médicos regulares de los menores y mujeres durante el embarazo. 

El éxito inicial de los CCTs, y una de las principales razones que motivó su implementación en muchos otros países, fue el cumplimiento del objetivo de corto plazo: en general la evidencia muestra que la pobreza disminuyó entre las familias beneficiarias.  Otro efecto casi inmediato de estos programas fue un aumento en la asistencia escolar, el cual significaba que los hogares beneficiarios sí estaban cumpliendo con las condiciones para recibir las transferencias.  Muchas veces este aumento en la asistencia escolar se vio acompañado por una disminución en el trabajo infantil, pero también existe evidencia de que algunos niños vieron reducido su tiempo de ocio.

Si bien, la asistencia escolar aumentó, ésta sólo es instrumental en la generación de capital humano.  Una medida más adecuada del capital humano serían los años de escolaridad terminados y, en particular, el aprendizaje de los beneficiarios.  De igual manera, los chequeos médicos sólo serán útiles si estos mejoran el estado de salud de los beneficiarios. ¿Cuál ha sido el resultado de los CCTs en medidas del capital humano?  Haciendo una revisión de la literatura, los resultados de corto plazo de los CCTs en medidas de capital humano me sorprendieron.  En lo que respecta a la escolaridad, una evaluación para Oportunidades muestra un ligero aumento en los años de escolaridad completados: 0.2 años de escolaridad por un dos años en el programa.  En una interpretación muy simple, esto significa que un niño que permanezca en el programa por 10 años tan sólo incrementará su escolaridad en un año.  Un tanto más preocupante es el hecho de que ninguno de los programas parece tener un efecto en las calificaciones de exámenes estandarizados: los beneficiarios tienen (o carecen de) los mismos conocimientos que los no-beneficiarios.  El resultado más alentador se refiere a desarrollo cognoscitivo a edades tempranas (edad preescolar).  Los resultados en medidas de salud son también mixtos.  En algunos programas se han observado aumentos en la talla para la edad y disminuciones en la mortalidad y morbilidad infantil, pero muchos programas no han arrojado ningún resultado al respecto.

 ¿Qué implican estos resultados para la consecución del principal objetivo de los CCTs: romper con la transmisión intergeneracional de la pobreza?  Si uno toma estos resultados sin mirar a la más reciente evidencia sobre los efectos de largo plazo, uno concluiría que las manzanas siguen cayendo cerca del árbol y los CCTs no han sido el trampolín que todos esperábamos.  En Conditional Cash Transfers. Reducing Present and Future Poverty, Fizbein y Schady (2009) hacen una estimación muy simple dado el aumento en años de escolaridad y estatura: un beneficiario tendría salarios en promedio 2.6% más elevados que un no-beneficiario y califican estos resultados como una cota superior y relativamente modestos a la luz del objetivo de largo plazo.

Dados estos resultados es importante pensar en las restricciones tanto de oferta como de demanda que los programas no han logrado atajar.  Una de las principales restricciones que se mencionan en la literatura se refiere a la calidad de la oferta de los servicios educativos y de salud que llega a los beneficiarios de los CCTs.  De nada sirve un año más de escolaridad si este año se cursó en una clase en la cual no se otorga ningún conocimiento nuevo.  El alivio de estas restricciones de calidad se encuentra sujeto a problemas complejos en los sistemas educativos de cada país.  Otras restricciones mencionadas en la literatura se refieren al ambiente del hogar, a la estimulación de los menores en el hogar y a la valoración del capital humano por parte de los padres.  Todas estas cuestiones podrían llegar a impedir que los menores desarrollen su potencial de forma óptima desde edades tempranas.  Se ha sugerido que los CCTs incluyan componentes de desarrollo a edades tempranas, así como talleres de educación para padres en los que se les otorgue información sobre estimulación temprana de los hijos, así como información sobre el valor de la educación.

Dejando de lado estas conjeturas, el resultado más deseable de los CCTs sería que los jóvenes que se gradúan de éstos lograran insertarse en el mercado laboral de forma exitosa, con un mejor salario y en un trabajo de calidad.  Un resultado como éste lograría hacer merma sobre la transmisión intergeneracional de la pobreza.  La evaluación de este tipo de resultados ha mostrado ser un verdadero reto.  Primero, la mayoría de los programas son demasiado jóvenes.  Segundo, el diseño de los programas más viejos carece de grupos de control en el largo plazo y debe tomar en cuenta la variación de la exposición al programa. 

En el caso de Oportunidades ya existen algunas evaluaciones de impacto de largo plazo.  Rodríguez-Oreggia y Freije (2008), en “Evaluación de impacto sobre empleo, salarios y movilidad ocupacional intergeneracional del Programa Oportunidades”, Evaluación Externa del Programa Oportunidades 2008, analizaron el efecto de Oportunidades a 10 años de su implementación en zonas rurales.  Ellos encuentran que el programa no tiene efectos en la movilidad laboral y los ingresos de los jóvenes beneficiarios.  En un artículo más reciente (“Do Conditional Cash Transfers for Schooling Generate Lasting Effects? A Five-Year Follow-Up of PROGRESA/Oportunidades”, por publicarse en Journal of Human Resources) Behrman, Parker y Todd (2010, BPT) encuentran que los efectos positivos en escolaridad se sostienen en el largo plazo y encuentran una relación más o menos lineal del efecto sobre la educación en el tiempo (su análisis abarca hasta 2003).  BPT también analizan el efecto sobre la probabilidad de estar empleado y la probabilidad de estar empleado en el sector agrícola.  Sin embargo, dado el objetivo de su análisis, sus resultados no nos ayudan a evaluar si los beneficiarios más jóvenes se encuentran en mejores condiciones laborales. 

Finalmente, Ibarrarán y Villa (2010), en “Labor Insertion Assessment of Conditional Cash Transfer Programs: A Dose-Response Estimate for Mexico’s Oportunidades”, hacen un análisis de dosis-respuesta para los beneficiarios a 10 años del programa para evaluar el impacto a largo plazo sobre la escolaridad, la participación laboral, el salario, las horas trabajadas mensuales y la calidad del empleo.  Sus resultados no nos permiten evaluar lo que hubiera sucedido en ausencia del programa (por la falta de un grupo de control), sino la respuesta a mayor exposición al programa.  Ibarrarán y Villa encuentran que en general el programa tiene efectos positivos en la educación, pero estos efectos no son lineales (a diferencia de BPT).  Por ejemplo, el efecto de un año más en el programa puede tener efectos negativos en la educación.  Lo mismo sucede con la probabilidad de estar empleado, las horas trabajadas al mes y el salario.  En el caso de los salarios, el efecto marginal de una mayor exposición no parece ser significativo.  Con respecto a la calidad del empleo, medida por la probabilidad de estar en un trabajo asalariado y la probabilidad de haber firmado un contrato, estos autores encuentran un resultado no muy alentador: concluyen que el programa no ha tenido influencia alguna en aumentar la calidad del empleo de los beneficiarios. 

Cuadro 1. Efecto de CCTs en medidas de capital humano (evaluaciones en el corto plazo)

Como se puede observar, los resultados de Oportunidades en el largo plazo parecen confirmar nuestras sospechas generadas a partir de los efectos en capital humano: no parece que se esté haciendo gran merma en la transmisión intergeneracional de la pobreza.  Los resultados también son mixtos y hasta un tanto desalentadores en lo que se refiere a salarios y calidad de empleo.  Lo que sí es claro es que los CCTs no son la panacea en la lucha contra la pobreza.  En el corto plazo, se observó que existen muchas otras restricciones tanto de la oferta como de la demanda que los CCTs no han podido atacar.  En el largo plazo, estos programas se encontrarán con otro tipo de restricciones y creo que será necesario adecuar algunas de las estrategias, especialmente para los beneficiarios que se vayan graduando.  Un ejemplo que creo que otros programas debería seguir es el de Chile Solidario, el cual cuenta con un componente “puente” entre el CCT y programas de capacitación e inserción laboral para los jóvenes.  Si bien los CCTs pueden incentivar la inversión en capital humano, el retorno que los individuos reciban depende también de las condiciones del mercado laboral.  Me parece que el verdadero reto de largo plazo se encontrará en la restricción de la demanda laboral.  Finalmente, los programas sociales tendrán que ir acompañados de políticas que incentiven la creación de empleos para que pueda haber una inserción exitosa de los jóvenes graduados del programa.

Eva Olimpia Arceo Gómez es Doctora en Economía por la Universidad de California – Berkeley. Actualmente realiza la Estancia Posdoctoral en el Centro de Estudios Económicos de El Colegio de México.


3 Responses to “CCTs y sus efectos en el largo plazo”


  1. 2 mayo, 2013 a las 11:50

    What a data of un-ambiguity and preserveness of valuable know-how about unpredicted feelings.

  2. 15 mayo, 2013 a las 09:45

    But wanna input on few general things, The website pattern is perfect, the subject matter is rattling good :
    D.

  3. 29 mayo, 2013 a las 09:47

    My partner and I stumbled over here different
    web page and thought I should check things out. I like what I see so now
    i am following you. Look forward to checking out your web page repeatedly.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: